El padre Alberto Aranda Cervantes es Misionero del Espíritu Santo. De familia originaria de los Altos de Jalisco, nació el 6 de enero de 1933 en San Luis Potosí. 

Profesó en su congregación el 8 de diciembre de 1951. Después de ser ordenado sacerdote el 11 de junio de 1960, fue enviado a Roma donde estudió en la Pontificia Universidad de Santo Tomás, y continuó sus estudios en el Instituto Litúrgico de San Anselmo. 

Especializado en liturgia, —a su regreso de Roma en 1965— trabajó como profesor en su congregación y en el entonces Instituto Superior de Estudios Eclesiásticos durante 8 años. Posteriormente trabajó en la Comisión Episcopal de Liturgia, donde tuvo que visitar a todas las diócesis de México, con el fin de promover la organización de la nueva pastoral litúrgica. 

Autor de múltiples libros y artículos, ha trabajado en 45 ciudades de México y en 13 países. Desde 1970 es colaborador en Buena Prensa, y junto con el padre Ignacio Rovalo Azcué SJ, se ha desempeñado en diversos proyectos, tales como la elaboración de la revista Actualidad Litúrgica, como miembro fundador de la Sociedad Mexicana de Liturgistas (SOMELIT), y como consultor de la Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos, cargo al que fue nombrado por el Papa Juan Pablo II y que desempeñó durante 10 años. 

Otros de sus libros publicados en Buena Prensa son: