¿Qué es la esperanza? Para fray Carlos Catzin, la esperanza debe construir hacia el futuro, un futuro que llega hasta la eternidad. “La esperanza y la espiritualidad franciscana van muy de la mano. San Francisco de Asís hablaba mucho de esperanza y lo que hay más allá de esta vida. Él decía que la esperanza es sorpresa y misterio; sorpresa porque no sabemos qué es lo que nos depara la vida eterna, y misterio porque seguramente nos encontraremos con Dios”, afirma.

“El llamado a lo infinito es una invitación a trabajar y luchar por algo que ya poseemos desde este momento y que estamos llamados a poseerlo en plenitud en la vida eterna siempre y cuando nos acerquemos a Dios”, dice Carlos Catzin, quien es fraile franciscano conventual.

Cuenta con estudios de filosofía, teología y psicología. También es editor de la revista franciscana ‘El hijo de la virgen’ y delegado nacional de la Conferencia de Franciscanos en México (Coframex).

“Creo que mi acercamiento con los franciscanos fue providencial; fue algo que no busqué. Un día acudí con mi familia a una Iglesia y llamó mi atención ver a gente vestida de túnica que abrazaba a los niños y que era cercana a la gente, que no tenía ese semblante de distanciamiento con las personas. Eso movió profundamente mi interior, sin embargo, aún tardé en decidir qué quería hacer con mi vida. Finalmente investigué y me acerqué con los franciscanos. Ahora cada vez me convenzo más de que yo no elegí, sino que Dios quiso que yo fuera franciscano.

“Nunca es fácil seguir a Dios, pero lo que él da, no lo da nadie más. Dios se desborda por completo en nuestras vidas. Nosotros esperamos muy poco y el Señor siempre nos da más”.

Fray Carlos Catzin es autor del libro Llamados a lo infinito’, editado por Buena Prensa.