La mejor alianza…

Sábado 17° Ordinario / Mateo 14, 1-12

 

~ Se entristeció el rey, pero, a causa del juramento y de los comensales, ordenó que se le diera ~

 La figura de Jesús como profeta impacta a Herodes. Los separa un abismo en cuanto a la comprensión y la fidelidad a Dios.

Herodes sustenta las alianzas de los hombres contra la verdad y el proyecto de Dios, muy al modo de algunos grandes mandatarios de nuestros tiempos, para quienes Dios y sus profetas son una molestia y un estorbo en su afán de ejercer el dominio. Las acciones de Herodes —su adulterio y la aprehensión y asesinato de Juan— traducen su infidelidad —y, por supuesto, la del pueblo que lo sigue— a Dios y a su proyecto en Jesús.

En el centro de este Evangelio brilla la idea de la “Fidelidad a Dios” en el ejercicio de nuestra vida cotidiana. Es clara la invitación a liberarnos del sometimiento en que algunas ideologías nos tienen respecto del proyecto de Dios. Pongamos atención en Herodías —la muchacha—: está en paralelo con la Hija de Jairo. Ambas son figura del pueblo sometido a los dirigentes. Jairo se sacudió la opresión y alcanzó el don de la vida para su hija, por su alianza con Jesús. Herodías dio su fidelidad a Herodes, al poder tiránico y asesino; y así, se hizo infiel a Dios.

Nosotros estamos en el mismo lugar. Siempre tenemos que decidir entre ser fieles a Dios o a los poderosos de este mundo.

Si ayer dijimos sí a los profetas, hoy digamos sí a la fidelidad a Dios; cambiemos el futuro de nuestros pueblos, salgamos de las ideologías que nos arrancan la esperanza de una vida más digna y libre.

¿Con quién te has aliado últimamente? Jesús merece nuestra adhesión… ¿O no?

 

Oración:

Señor Jesús, nos espanta descubrir que en alguna ocasión hicimos alianzas con los poderosos por mera conveniencia.

Permítenos una vida plena de fidelidad a ti y a quienes envías en tu nombre. Que nuestra mejor alianza seas siempre tú. Amén.