Nacido el 6 de enero de 1933 en San Luis Potosí, el padre Alberto Aranda Cervantes, quien es Misionero del Espíritu Santo, ingresó al noviciado en septiembre de 1949, realizando sus votos el 8 de diciembre de 1951. 

Años después –el 11 de junio de 1960–, se ordenó sacerdote y posteriormente fue enviado a la ciudad de Roma, Italia, donde estudió en la Pontificia Universidad de Santo Tomás y más tarde, en el Instituto Litúrgico de San Anselmo.  

A su regreso de Roma, el padre Aranda Cervantes trabajó como profesor en su congregación. También laboró en la Comisión Episcopal de Liturgia en donde participó activamente en la aplicación de la Reforma Litúrgica del Concilio Vaticano II en México.

Autor de varios libros publicados en Buena Prensa, entre los que se encuentran El Principito comentado por la Biblia y El corazón de Jesús: sacramento del amor de Dios, el padre Alberto Aranda publicó su más reciente obra titulada Siete animales símbolo de Cristo, en la que ofrece una detallada interpretación de los símbolos y su aplicación comparativa con Cristo.

La tradición cristiana es muy rica en cuanto a símbolos, palabras e imágenes que representan a Jesús. A lo largo de la historia, la Iglesia lo ha representado tanto con pinturas como con símbolos. Así, por ejemplo, era común que los primeros cristianos usaran el símbolo del pez (Ichthys), pues en griego son las iniciales de Iesous Christos Theou Yios Soter (Jesucristo Hijo de Dios Salvador).  

En Siete animales símbolo de Cristo, el padre Alberto Aranda Cervantes se enfoca, precisamente, en siete animales que desde los primeros años del cristianismo han simbolizado a Jesús: la gallina, la serpiente, el cordero, el león, el pez, el pelícano y el ave fénix, símbolos que permanecen vigentes en la vida de los cristianos.   

Otros de sus libros publicados en Buena Prensa son: