Después de las bienaventuranzas, encontramos esta precisión de Jesús: “ser sal y luz”, que lleva la exigencia de Jesús para quienes lo seguimos, de no sucumbir ante las insidias...

Leer mas