Menu

LITURGIA DE LAS HORAS: ORACION DE LA IGLESIA.

MXN 21.00

Autor(es): Sin autor

Editorial: BUENA PRENSA

EAN: 9789700058757

Compartelo en:

En 1962, Dios otorgó a su Iglesia el don más grande recibido en el siglo XX: la realización del Concilio Vaticano II. Fue convocado por el Papa Juan XXIII, quien tenía una gran sensibilidad pastoral. Él quería que la Iglesia de Jesucristo, fiel a la misión recibida por su fundador, estuviera al día en medio de un mundo que cambia. Han pasado ya cinco décadas. Para conmemorar su inicio, el Papa Benedicto XVI convocó a un Año de la Fe, que fue inaugurado por él mismo en octubre de 2012, para concluir en la solemnidad de Jesucristo, Rey del universo, el 24 de noviembre de 2013. Ahora recordamos el quincuagésimo aniversario de un acontecimiento muy importante en el desarrollo del Concilio Vaticano II: la proclamación de la constitución sobre la Sagrada Liturgia, Sacrosanctum Concilium, promulgada el 4 de diciembre de 1963 por el Papa Pablo VI. Manantial Litúrgico recuerda lo anterior en este volumen 21, que estamos entregando con gran entusiasmo a toda la Iglesia que peregrina en México. Lleva el título de La Liturgia de las Horas, oración de la Iglesia, ya que es uno de los temas que la Sacrosanctum Concilium estudió muy a fondo en su capítulo IV, con el nombre de Oficio Divino. Tuvo como consecuencia la renovación de la Liturgia de las Horas tal y como hoy la conocemos. Nuestra Colección ha recopilado en este volumen la documentación necesaria para estudiar, comprender, vivir, amar y celebrar la Liturgia de las Horas como se debe, ya que la vida humana se desarrolla en el tiempo. El Concilio, y la posterior reforma en el tema de la Liturgia de las Horas, puso de manifiesto un aspecto fundamental: que esta forma de oración es para todos los miembros de la comunidad eclesial, sean clérigos o laicos. Es un volumen indispensable en la formación de los laicos, los clérigos, los consagrados y los monjes. Cada quien descubrirá, desde su propio estado de vida, la importancia de la documentación aquí presentada. Para los monjes se ha insertado un documento muy importante sobre la Liturgia de las Horas monástica. Quiera Dios, a quien elevamos nuestra alabanza, y Jesucristo, quien introdujo en la tierra el himno que se canta en el cielo que, asistidos por el Espíritu Santo, le demos un gran sentido a la Liturgia de las Horas, valorándola y amándola. Así, la Palabra de Dios que ella contiene, producirá fruto pleno en nuestra vida.

Equipo litúrgico de México

Pentecostés

“Año de la Fe”