VIVIR LA EXPERIENCIA DE DIOS : PRESENTACION DEL CARDENAL DIONIGI TETTAMANZI.

MXN 26.00

Autor(es): Sin autor

Editorial: BUENA PRENSA

EAN: 9786078293179

Compartelo en:

Es con gusto que presento este texto nacido de los encuentros de oración y de reflexión sostenidos en Roma por monseñor Samuele Sangalli con jóvenes universitarios, sobre todo de la LUISS1. Una experiencia que yo mismo alenté y que se revela, para cada vez más jóvenes, una providencial y fascinante oportunidad de encuentro vivo con Cristo Señor en el lugar histórico de su Iglesia. Resulta siempre sugestivo y estimulante este enfrentamiento continuo, en los diferentes capítulos del libro, con la fe de Abraham, con el camino de reconciliación del patriarca José, con la pedagogía del desierto que vivió Israel guiado por Moisés, con el vínculo de discipulado entre Elías y Eliseo, con el áspero mensaje profético de Amós y el envolvente de Oseas, con la confianza de la absoluta gratuidad de la misericordia de Dios experimentada por Jonás, con el llamado de Jesús a los discípulos al inicio de su ministerio y después de su resurrección, con la maternidad eclesial de María Santísima, con la búsqueda apasionada de María Magdalena, con la aparición del Resucitado que cambia radicalmente la vida de Pablo, y finalmente con el significado de la comunidad cristiana así como se indica en los discursos de la Última cena.

Explorar las diferentes figuras bíblicas propuestas y recibir en la oración las ideas de reflexión sugeridas por las páginas sagradas significa, en definitiva, regresar a nuestro propio corazón, dejarse conducir a nuestra propia casa (OIKIA), o bien a la verdad de uno mismo. Ahí el Señor nos hace tomar conciencia de quienes somos, de su llamado y del profundo lazo que une a aquellos que, animados y guiados por el Espíritu, son y se reconocen hijos del Padre, hermanos y hermanas en Cristo, templos vivos del Espíritu, miembros vivos de la Iglesia. Y esto es experiencia de extraordinaria belleza, como decía el santo padre Benedicto XVI en el discurso natalicio pronunciado a la Curia romana y mencionado en la introducción: “hacer el bien es bello, estar para los demás es bello. Solo se necesita animarse al salto. Todo eso está precedido por el encuentro con Jesucristo, un encuentro que enciende en nosotros el amor por Dios y por los demás y que nos libera de la búsqueda de nuestro propio ‘yo’”.

Lo sabemos: la escucha y la morada no son fines en sí mismos, pero suscitan el valor y encienden la parresia del testimonio cristiano. Es exactamente a esto que quisieran conducir estas páginas, tanto en el ámbito social y caritativo para la comunidad OIKIA, como a través del Proyecto Diadema del Centro de Servicios para la Familia y el Cenáculo Sindéresis del Centro Alberto Hurtado de la Universidad Pontificia Gregoriana. Deseo de corazón que todos aquellos que quieran emprender el viaje que aquí se propone puedan encontrar un nuevo impulso para su fe, como sucede en cada experiencia en donde el Espíritu es protagonista y la respuesta del creyente libre y responsable.